Efectos del Estrés

¿Cuales son los principales efectos del Estrés?

El estrés es difícil de definir para los científicos porque es un fenómeno altamente subjetivo que es diferente para cada uno de nosotros. Las cosas que son penosas para algunas personas pueden ser agradables para los demás. También responden al estrés de manera diferente. Algunas personas se ruborizan, algunos comen más, mientras que otros palidecen o comen menos. Hay muchas respuestas físicas y emocionales como se ilustra en la siguiente lista de 50 signos y síntomas comunes del estrés.

1. Dolores de cabeza frecuentes, quijada agarrotada o con dolor
2. Apretar o rechinar los dientes
3. Tartamudeo o balbuceo
4. Temblores, temblor de los labios, las manos
5. Dolor de cuello, dolor de espalda, espasmos musculares
6. Mareos, desmayos, mareos
7. Pitidos, zumbidos o “sonidos de chasquidos”
8. Frecuente ruborización, sudoración
9. Manos o pies fríos o sudorosos
10. Boca seca, problemas para tragar
11. Resfriados frecuentes, infecciones, úlceras del herpes
12. Erupciones, picazón, urticaria, "piel de gallina"
13. Ataques de "alergia" sin explicación o frecuentes
14. Ardor de estómago, dolor de estómago, náuseas

15. Exceso de eructos, flatulencia
16. Estreñimiento, diarrea
17. Dificultad para respirar, suspiros
18. Ataques de pánico
19. Dolor en el pecho, palpitaciones
20. Necesidad frecuente de orinar
21. Deseo o desempeño sexual pobre
22. Exceso de ansiedad, preocupación, culpa, nerviosismo
23. Aumento de la ira, la frustración, la hostilidad
24. Depresión, cambios de humor frecuentes o alocados
25. Aumento o disminución del apetito
26. Insomnio, pesadillas, sueños inquietantes
27. Dificultad para concentrarse, pensamientos acelerados
28. Dificultad para aprender nueva información
29. Olvido, desorganización, confusión
30. Dificultad en la toma de decisiones.
31. Sentirse sobrecargado o abrumado.
32. Episodios frecuentes de llanto o pensamientos de suicidio
33. Sentimientos de soledad o falta de valor
34. Poco interés en la apariencia, la puntualidad
35. Hábitos nerviosos, inquietud
36. Aumento de la frustración, irritabilidad, nerviosismo
37. Reacción exagerada a pequeñas molestias
38. Aumento del número de accidentes leves
39. Comportamiento obsesivo o compulsivo
40. Reducción de la eficiencia o la productividad en el trabajo
41. Mentiras o excusas para encubrir el trabajo deficiente
42. Hablar rápido o entre dientes
43. Excesiva suspicacia
44. Problemas en la comunicación, o compartir

45. Aislamiento social
46. Cansancio constante, debilidad, fatiga
47. Uso frecuente de un exceso de medicamentos de venta libre
48. Aumento o pérdida de peso sin dieta
49. Aumento de consumo de tabaco, alcohol o drogas
50. Exceso de apuestas o compras por impulso

Como se demuestra en la lista anterior, el estrés puede tener efectos que van de las emociones, al estado de ánimo y el comportamiento. Igualmente importante, pero a menudo menos apreciados son los efectos en varios sistemas, órganos y tejidos en todo el cuerpo.

Existen numerosos trastornos emocionales y físicos que se han relacionado con el estrés como la depresión, ansiedad, ataques al corazón, accidente cerebrovascular, hipertensión, alteraciones del sistema inmune que aumentan la susceptibilidad a las infecciones, una serie de trastornos virales relacionados que van desde el resfriado común y herpes al SIDA y ciertos tipos de cáncer, así como enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide y esclerosis múltiple. Además el estrés puede tener efectos directos sobre la piel (erupciones, urticaria, dermatitis atópica, el sistema gastrointestinal (GERD, úlcera péptica, síndrome del intestino irritable, colitis ulcerosa) y puede contribuir a trastornos de insomnio y degenerativas neurológicas como la enfermedad de Parkinson. De hecho, es difícil pensar en cualquier enfermedad en la que el estrés no puede desempeñar un papel agravante o cualquier parte del cuerpo que no se vea afectada.