Estrés Agudo Episódico

 

El estrés agudo episódico es el estrés que afecta a los que sufren de estrés agudo con más frecuencia. Las personas que tienden a sufrir de esto siempre parecen que estuvieran en una carrera, tienen mucho en su plato y tienden a no ser capaces de organizarse para hacer frente a las demandas y presiones.

El estrés agudo episódico puede afectar las habilidades interpersonales y puede hacer a las personas hostiles hacia otros causando un deterioro de las relaciones en el hogar y el lugar de trabajo.

Sus síntomas incluyen estimulación prolongada, tensión persistente, dolores de cabeza o migrañas, hipertensión y dolores de pecho.

El estrés agudo episódico puede ser ayudado con ciertos cambios en el estilo de vida, pero la ayuda profesional también puede ser necesaria antes de que se desarrollen problemas crónicos.

Este tipo de estrés se suele ver en personas que hacen muy demandantes, irrealistas o irrazonables que se hacen demasiadas cosas a la vez y traen consigo demasiada tensión en su intento de lograr estas metas. El estrés episódico no es como el estrés crónico, porque este tipo de estrés cesa de vez en cuando pero no tan a menudo como lo hace el estrés agudo.

El estrés episódico también se observa típicamente en las personas con la personalidad del "tipo A", que implica ser excesivamente competitivo, agresivo, exigente y a veces tenso y hostil. Debido a esto, los síntomas del estrés episódico se encuentran en las personas de Tipo A. Éstas incluyen:

• Períodos más largos de depresión intermitente, trastornos de ansiedad y angustia emocional
• Preocupación incesante
• Síntomas físicos persistentes similares a los encontrados en el estrés agudo
• Enfermedades coronarias, u otros problemas cardíacos

Las personas que experimentan estrés episódico pueden aparecer:

• Impacientes
• De mal genio
• Abruptos
• Agresivos / dominantes

La exposición continua al estrés sin tiempo para recuperarse puede conducir a una serie de problemas de salud.